Timbal de arroz integral y calabaza, mini burguer crujiente y quesitos veganos. ¡Cena redonda!

Si no dispones de un aro metálico solo necesitas una taza para dar forma al timbal. La untas un poco con aceite de oliva para que no se pegue y listo.

Los quesitos están hechos, uno con un toque ahumado y otro rebozado en levadura de cerveza y semillas.
¡Plato completo! A por los postres