Crema griega de guisante amarillo.
Deja los guisantes en remojo toda la noche, cuécelos i hazlos puré junto con zumo de limón, cebolla asada y sal al gusto.
Ideal para comer con bastoncitos de zanahoria o pan integral crujiente.