¿Cómo hacer para que las berenjenas al horno queden tiernas y amorosas?
Pues practicamos cortes profundos, las salamos y las ponemos del revés para que suelten el sabor amargo, idealmente un par de horas. Se enjuagan con agua fría y se meten al horno con un chorro de aceite de oliva a 160ºC. Después si quieres puedes vaciarlas con una cuchara, mezclar la pulpa con un buen sofrito, arroz, champiñones…etc y volverlas a rellenar.