Delicioso y súper versátil queso crema a base de tofu

Compactar un bloque de tofu (del duro) durante 12 horas como mínimo. Este proceso lo haremos podiendo un peso sobre el tofu a la vez que lo disponemos en un sitio inclinado para que vaya perdiendo el agua. Lo guardamos en la nevera.

Una vez hemos eliminado el exceso de agua combinamos el tofu con dos cucharadas de vinagre de sidra, un poco de sal, un yogur de soja sin azúcar y dos cucharadas de zumo de limón en una picadora y lo procesamos todo junto durante 5 o 6 minutos, parando cada poco para bajar los bordes. Debe quedar bien cremoso y el sabor y la textura del tofu han de quedar apagados gracias al zumo de limón y al proceso de compactado.

A partir de aquí es totalmente personalizable. Combina muy bien con finas hierbas, aceitunas picadas, pimentón, ajo y perejil, al gusto de cada uno.

Se conserva 4 días en la nevera.